El padre Rubén Darío agradece a Dios por su sacerdocio

Por: Yarelis Rico Hernández

El padre Rubén Darío Cotes, SDB, celebró sus Bodas de Plata
El padre Rubén Darío Cotes, SDB, celebró sus Bodas de Plata

En la parroquia San Juan Bosco, en la barriada habanera de La Víbora, el padre Rubén Darío Cotes, SDB, celebró sus Bodas de Plata en una emotiva misa de acción de gracias que tuvo como colofón los inesperados mensajes enviados por el cardenal Juan García, arzobispo de La Habana, el padre Francisco Batista, superior para la Inspectoría salesiana de Las Antillas y familiares cercanos del querido sacerdote dominicano, que misiona en Cuba desde hace algunos años.

Con sus palabras, el padre Rubén evocó aquella tarde lluviosa de 1995, cuando inspirado por el lema “Servidores de Cristo y administradores de los misterios de Dios”, determinó continuar su vocación salesiana como sacerdote, e intentó, desde entonces, que su obra se identificara por la lealtad, la fidelidad, la obediencia y la confianza en Dios, quien lo llamó a establecer una amistad con Él.

Reconociéndose como instrumento de Cristo para emprender su obra en la tierra, el padre Rubén Darío identificó en la alegría del carisma salesiano una atractiva oportunidad de vivir la santidad en lo cotidiano.

“Hoy es un día en que quizás echo de menos a mis familiares, pero ustedes suplen el cariño de mis hermanos de sangre”, aseguró en su homilía. Por eso, dijo, “para mí no es un sacrificio estar aquí y celebrar mis bodas de plata en Cuba. Doy gracias a Dios por esta oportunidad”.

Al finalizar su homilía, y visiblemente emocionado, el padre Rubén Darío pidió ayuda a Dios para construir su reino en la tierra y hacer del sitio donde se encuentre un lugar de justicia, esperanza y amor. Convidó a todos a formar juntos una comunidad más unida, más testimonial… “Una comunidad que proyecte a ese Cristo Resucitado entre nosotros”, concluyó.

Representantes de los diferentes grupos parroquiales de la comunidad ofrecieron su saludo y felicitación al presbítero, quien, al concluir la celebración, compartió con todos los fieles. Ω

Deje su comentario

Comparta su respuesta

Su dirección de correo no será publicada.


*