Junior Antonio Delgado Martínez fue ordenado diácono

Por: Yarelis Rico Hernández

Junior Antonio Delgado Martínez fue ordenado diácono en la parroquia de San Nicolás de Bari
Junior Antonio Delgado Martínez fue ordenado diácono en la parroquia de San Nicolás de Bari

Durante su homilía el Cardenal exhortó a Junior seguir los pasos del sacerdote y misionero guadalupano, Pablo Bejarano Martínez, el cual por más de siete años fue el párroco de San Nicolás de Bari hasta su muerte y quien inspiró al joven seminarista en su vocación sacerdotal.

Precisamente, en este día el padre Pablo cumpliría 60 años de sacerdocio, por lo que la ceremonia fue propicia para recordar la vida y amor por la Iglesia de este misionero mexicano.

Por su parte, Junior, visiblemente emocionado, agradeció a Dios la posibilidad de poder cumplir el sueño de Pablo y del cardenal Jaime Ortega y elogió la labor de sus formadores en el Seminario de San Carlos y San Ambrosio.

“Su fidelidad dura para siempre” (Salmo 116, 2), así es el lema de ordenación diaconal que en lo adelante marcará el testimonio de Junior en su trabajo pastoral por la Iglesia que peregrina en Cuba.

Esta es la tercera y última de las ordenaciones diaconales transitorias que tuvieron lugar en la Arquidiócesis de La Habana en el mes de agosto, en medio de una difícil circunstancia epidemiológica para el país, la cual obliga, a partir de septiembre, a aplicar nuevas restricciones para la capital.

Deje su comentario

Comparta su respuesta

Su dirección de correo no será publicada.


*