Un camino de esperanza para la primera emisora católica cubana

Por: Jorge Luis Nodal Cordero

Primera emisora católica cubana
Primera emisora católica cubana

El pasado lunes 22 de junio inició sus transmisiones online RCJ Radio, el Sonido de la Esperanza. Con el surgimiento de esta primera emisora católica cubana, la Iglesia en la Isla logra emitir contenidos radiales de manera continua desde una plataforma digital. Lo que durante largo tiempo fue sueño acariciado, un grupo de jóvenes lo ha convertido en propuesta concreta que apuesta por la evangelización a través de los medios de comunicación.

A la nueva emisora le antecedió, en octubre de 2019, un boletín radial informativo de solo seis minutos que diariamente reflejaba el acontecer nacional y extranjero de la Iglesia. El pequeño programa fue distribuido por los distintos grupos de WhatsApp de la Red Católica Juvenil Cubana (RCJ), considerada la comunidad virtual más extensa entre los jóvenes católicos de la Isla. Poco a poco, las iniciativas comunicativas aumentaron y ocuparon otras plataformas digitales como Instagram, Telegram y YouTube.

El 1ero. de febrero de 2020 en saludo al primer aniversario de la RCJ, el equipo ejecutor del boletín informativo realizó un rediseño sonoro y cambió la ficha técnica del programa, convirtiéndolo en un suplemento con más tiempo de duración e incorporándole espacios fijos en días señalados de la semana. Entre otras secciones, comenzaron a salir al aire

Jorge Luis Nodal Cordero miembro de SIGNIS CUBA y director de RCJ Radio, el Sonido de la Esperanza
Jorge Luis Nodal Cordero, miembro de SIGNIS CUBA y director de RCJ Radio, el Sonido de la Esperanza

Una luz en la oscuridad, segmento dedicado a reflexiones de actualidad y Corazón ardiente, un acercamiento a la historia de la salvación desde una mirada juvenil. Todos estos cambios condujeron al surgimiento de En detalles, un informativo más completo.

Pronto el espacio noticioso consolidó su presencia en todas las diócesis del país y creó una red de corresponsales que hoy son los encargados de reflejar lo acontecido en sus territorios, en colaboración con algunas congregaciones religiosas. A la par, el equipo de realización decidió crear una identificación que resumiera todo el trabajo y de alguna manera mostrara hacia dónde querían caminar. Fue entonces que comenzaron a tener sentido de emisora y a vivirlo como tal bajo el spot: “Esta es RCJ Radio, el Sonido de la Esperanza”.

Varios amigos que dirigen proyectos de emisoras católicas en Latinoamérica se mostraron interesados en incorporar este espacio en sus parrillas de programación. Las primeras relaciones de colaboración se establecieron con Radio Fe Latina en Argentina, Radio Misericordia Juvenil en Panamá y Radio La Voz del Señor en El Salvador. Hoy, veintiuna emisoras en todo el continente transmiten el programa cubano.

Al llegar la pandemia a la Isla y establecerse como medida inmediata el aislamiento social, la RCJ, y en especial los realizadores del suplemento informativo, sintieron la necesidad de estar más cerca de las personas. De esta manera, surge la idea de transmitir la Santa Misa cada domingo y crear una programación bien activa durante la Semana Santa. Enseguida surgieron propuestas que ampliaron y enriquecieron las ya existentes, entre ellas el espacio conducido por un matrimonio de la diócesis de Bayamo-Manzanillo, dirigido a todos en casa y que bajo el título Conversando contigo, aborda temas de la realidad iluminados desde la fe.

Otra de las iniciativas fue crear alianzas con los jóvenes de la parroquia Nuestra Señora del Carmen, en Meneses, diócesis de Santa Clara, quienes llevan haciendo producciones radiales en Cuba desde el año 2002. De ellos incorporaron a la programación el espacio Una voz para la familia, que sale cada jueves. Así se cumplía el propósito de la Red Católica Juvenil Cubana de crear puentes entre todos.

Desde el pasado 22 de junio, este grupo de jóvenes radialistas logró montar en una plataforma online la parrilla de programación e inaugurar RCJ Radio, el Sonido de la Esperanza, como cualquier otra emisora que transmite desde la red de redes. El suplemento informativo En detalles, la Oración por Cuba, Conversando contigo, Una voz para la familia, así como los programas dominicales de las diócesis cubanas y la homilía del Papa Francisco conforman su cartelera, a la que suman, además, segmentos de música.

Los gestores afirman que la primera emisora católica cubana puede ser escuchada desde cualquier lugar del país y del mundo. Durante estos primeros días precisan que estarán haciendo algunos ajustes técnicos y próximamente darán a conocer la programación para que los oyentes puedan planificarse y saber a qué hora escuchar el programa de su preferencia. Convencidos de que, por el costo de Internet en Cuba, muchas personas no podrán acceder a esta propuesta, no dejan de reconocer, aunque con humildad, que este es un gran paso para nuestra Iglesia. Ω

Deje su comentario

Comparta su respuesta

Su dirección de correo no será publicada.


*