Cristo Redentor en Regla: recibir ayuda reconforta

Por: José Manuel González-Rubines

Elizabeth Pérez Agua, miembro de la comunidad del Cristo Redentor del municipio Regla.
Elizabeth Pérez Agua, miembro de la comunidad del Cristo Redentor del municipio Regla.

La reglana Elizabeth Pérez Aguas ha dejado de lado las afectaciones causadas por el tornado en su propia vivienda para entregarse al trabajo en la Parroquia del Cristo Redentor. Desde que el sacerdote misionero redentorista Fulgencio Guerrero Castillo formara su pequeño ejército de trabajadores de la caridad, ella fue una de sus generales al mando.

Gente como ella fueron los responsables de que el pequeño templo reglano se convirtiera en un centro de recogida de donaciones, pues se encargaron de correr la voz y a partir de ahí no ha faltado ni un momento la ayuda. Sin embargo, la llegada de las primeras donaciones fue absolutamente espontanea, porque, según afirma Elizabeth, la gente sabe que la Iglesia, con Dios como testigo, lo entrega todo y por esa confianza es que vienen.

“Hemos visitado casas de personas afectadas, que se han quedado sin nada: niños, ancianos postrados, enfermos”, asegura Elizabeth Pérez Agua.

“Hemos visitado casas de personas afectadas, que se han quedado sin nada: niños, ancianos postrados, enfermos. La gente agradece mucho cuando van con algo, aunque sea poco, el gesto de acercarse y tender la mano los reconforta. Agradecen mucho a la Iglesia por eso”, asegura emocionada.

1 Comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*