Los juegos de la muerte en Internet

Por Daniel Estévez González

Temerario juego ballena azul

Algunos de los retos del juegoAunque en Cuba comienza una nueva era de posibilidades y conexiones a través de Internet, mediante los dispositivos móviles u otros accesorios, ronda la idea de que estos adelantos implican desafíos y responsabilidades solo para los más jóvenes. Los adultos y los ancianos todavía conservan su tradicional agenda para planificar y guardar información de valor personal o laboral. Sin embargo, el cambio es inminente. Han surgido nuevas formas de comunicarse y relacionarse. Prácticamente todo lo que usualmente se hacía cara a cara, un ordenador o celular hoy lo convierte en una transacción entre ceros y unos, vía inalámbrica. Con varios años de atraso, los cubanos nos hemos ido adentrando en una realidad que exige conocimiento, pues, principalmente a los más jóvenes, pudiera colocarlos ante una situación de vulnerabilidad no deseada. Por ello, abordaremos aquellos juegos y competencias, cuya práctica, a través de Internet, resulta peligrosa y mortal.

Si bien el fin de todo juego es entretener y divertir, desde hace algún tiempo la práctica de algunos entretenimientos se ha convertido en una forma de interacción en las redes sociales (Youtube o Instagram con tags de desafíos) cuyo final es fatal.

Los comienzos de este tipo de esparcimiento macabro se remontan al año 2010 con Balconing, un juego que en España cobró once víctimas mortales, quienes decidieron saltar desde la ventana de un edificio alto a una piscina que se encontraba varios metros más abajo. Luego se conoció, en 2015, el Charlie, Charlie, que estimulaba a los adolescentes y a los jóvenes a tener experiencias sobrenaturales. Por esa fecha, muchos adolescentes (el grupo más vulnerable ante la curiosidad, la presión social y el establecimiento de límites) sufrieron severos traumas y afectaciones.

Desafíos del juego Ballena azulHoy el tema se torna mucho más complicado. No paran de surgir nuevos retos virales que por su peligrosidad generan verdadero pánico.
Fire Challenge, nueva moda en Estados Unidos, busca ganar cinco minutos de fama. El desafío consiste en rociarse el cuerpo con una sustancia inflamable como alcohol o aerosol y después prender un mechero para empezar a arder. Luego de unas vueltas en círculo, los incendiados se dirigen a la ducha con la tranquilidad inocente de que con un poco de agua termine todo y no deje secuelas. Evidentemente, quienes se suman a este fenómeno desconocen que las quemaduras normalmente son para toda la vida; eso, en el mejor de los escenarios, pues puede sobrevenir la muerte, como ya le ocurrió a un joven que no superó las quemaduras de segundo grado, cortesía del Fire Challenge.

Knock out fue otro fenómeno viral que vivió la ciudad de Nueva York el año pasado. Este desafío consiste en aproximarse disimuladamente a una persona al azar que vaya caminando por la calle y asestarle un golpe tan fuerte como para que la víctima quede sin conciencia y sin saber qué ha sucedido exactamente. Niños, mujeres o ancianos, pueden constituir el medio para lograr un momento de popularidad en Internet. Gracias a la búsqueda de aprobación y reconocimiento social de estos adolescentes por parte del grupo de sus “maduros” amigos, varias personas han perdido la vida, como es el caso de un hombre de cuarenta y seis años que vivía en la calle y quien, después de haber sido golpeado, cayó contra una valla, lo que le provocó una lesión cerebral que le causó la muerte.

Estas no son realidades que pertenecen únicamente a Estados Unidos. El año pasado, Rusia encendió las alarmas cuando la publicación local Novaya Gazeta alertó sobre un juego en Internet que se había hecho viral y cuya consecuencia era una ola llamativa de suicidios. Desde entonces, el juego no se ha detenido y cada vez son más los participantes en diferentes partes del mundo.

Se trata del internacionalmente conocido como Blue Whale o La Ballena Azul, un peligroso entretenimiento en el que nadie gana y que ha llevado a centenares de adolescentes rusos y del resto del mundo al suicidio. El desafío, que se difundió en la red social rusa Vkontakte en mayo de 2016, consiste en una suerte de cincuenta retos o niveles que van desde dibujar una ballena con navajazos en el brazo, mutilar personas, pasar más de veinticuatro horas seguidas mirando películas de terror, ingerir fármacos, matar a los propios padres, hasta la instancia final que es saltar desde un balcón para suicidarse. Las circunstancias pueden volverse aún más complicadas, pues a través de una cadena que circula en aplicaciones de mensajería instantánea, se advierte que, si los implicados no cumplen los retos, recibirán daños a su persona e, incluso, a su familia. Su creador, un ruso llamado Philipp Budeikin, exestudiante de Psicología expulsado de su universidad, afirmó que su propósito era “limpiar la sociedad, empujando al suicidio a quienes él consideraba como inútiles”. Al parecer el término “Ballena Azul” se refiere al fenómeno de los varamientos en los cetáceos, lo cual se compara con el suicidio.

Lo más curioso de este suceso es que se crean webs de fans a estas prácticas; usuarios de todas partes del mundo compiten entre ellos y afirman que “hacer esto da sentido a sus vidas”, y que “las emociones experimentadas son únicas”.

Algunos han sido los intentos para frenar este fenómeno que sigue cobrando vidas a nivel mundial. Las autoridades de varios países han detenido a los administradores de páginas en Facebook que incitan al “juego”. Por otro lado y como solución atenuante, ha llegado La Ballena Rosa, una muy buena respuesta creada en Brasil y que consiste en llevar a cabo cincuenta pruebas, de igual modo que en el “juego asesino”, pero con acciones positivas que combaten la depresión, la inseguridad y el suicidio. Pruebas como: “Pasa un día sin decir palabras negativas” o “Elogia a una persona que sufra bullying”,1 son presentadas en esta nueva propuesta que busca frenar un fenómeno que ya llegó a Latinoamérica.

Desconozco si esta maliciosa “Ballena Azul” ha arribado a las costas de nuestra Isla querida y haya provocado algún daño a nuestros adolescentes; pero como reza el refrán, “guerra avisada no mata soldado”. Ω

Nota
1 Bullying: Acoso físico o psicológico al que someten, de forma continuada, a un alumno sus compañeros.

 

47 Comments

  1. Do you mind if I quote a couple of your posts as long as I provide credit and sources back to your weblog? My blog is in the very same area of interest as yours and my visitors would truly benefit from a lot of the information you present here. Please let me know if this ok with you. Cheers!

  2. I just want to say I am just newbie to blogging and site-building and actually enjoyed you’re web-site. Likely I’m going to bookmark your site . You definitely have superb posts. Bless you for revealing your web page.

  3. zZ40Qn What as Happening i am new to this, I stumbled upon this I have found It absolutely useful and it has aided me out loads. I hope to contribute & help other users like its helped me. Good job.

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*