“Es una bendición estar con ustedes”

Por: Presidente de Panamá

Presidente de Panamá visita el arzobispado de La Habana
Presidente de Panamá visita el arzobispado de La Habana

Fragmentos de las palabras del presidente de Panamá, excelentísimo señor Juan Carlos Varela, a los peregrinos
habaneros a la Jornada Mundial de la Juventud, en el encuentro que sostuvieron el pasado 30 de octubre en el Arzobispado de La Habana.

Cuando entré al arzobispado y escuché a los jóvenes cantando la canción de la JMJ de Panamá, “He aquí la sierva del Señor, hágase en mí según tu palabra”, la verdad es que me emocioné mucho. […] Para mí la Jornada Mundial de la Juventud va a ser un evento muy importante para la región, para Cuba, para nuestra Iglesia católica y para el mundo.
Recuerdo en estos momentos las palabras de Su Santidad Juan Pablo II, cuando hace muchos años visitó Cuba y dijo: “Cuba tiene que abrirse al mundo y el mundo tiene que abrirse a Cuba”. Fue un mensaje muy profundo. Luego vino la visita a Cuba del Papa Benedicto XVI, en la cual participé, en ese momento era vicepresidente de Panamá. Después vino el Papa Francisco, visita a la que pudo asistir mi esposa. Y cuando los obispos de Centroamérica, miembros del Secretariado Episcopal de América Central (SEDAC), presentaron al Papa Francisco la posibilidad de que la Jornada se celebrara en Panamá, una de las razones que sustentó esa propuesta fue la cercanía entre este país y Cuba y la conectividad aérea entre ambas naciones. […] Y el ver la Iglesia católica en Cuba con la visita de tres papas, sobre todo el Santo Padre, Juan Pablo II, la fuerza de la Iglesia, el papel del cardenal Jaime Ortega que fue tan importante en ese diálogo entre Cuba y Estados Unidos y en medio del cual consiguió ese encuentro entre los presidentes Barack Obama y Raúl Castro, que sin duda alguna es el camino a seguir. Un camino que, en mi opinión, Panamá va a dar, un camino de apertura, un camino de libertades económicas.
[…]
En momentos de seguir una emigración que avanza hacia Estados Unidos, en condiciones muy, muy difíciles…, en momentos donde Cuba avanza en una apertura económica y en el debate de una nueva Constitución. Es un momento muy importante, donde el Papa llega al centro de nuestra región, Panamá, a buscar esa convergencia de ustedes, los jóvenes, en cuyas manos está el futuro de nuestros países y del mundo. Y por eso, esta experiencia de fe que va a vivir Panamá estoy seguro que va a transformar sus vidas, van a regresar con muchas energías, con mucha fuerza a seguir trabajando por este bello país, por este bello pueblo, por su Iglesia católica, a seguir no solo predicando su fe, sino viviendo con ella en su actuar diario. Y estoy seguro de que va ser un momento que lo van a recordar siempre. Yo voy a estar con ustedes. Quisiera decirles que la imagen de la Virgen de la Caridad del Cobre estará en la capilla de la Presidencia de la República de Panamá, para que ustedes puedan visitarla. Quisiera invitarlos para que me acompañen, vamos a ponernos de acuerdo. Quisiera poder coordinar para que la delegación cubana tenga en el casco antiguo de la ciudad, en la parroquia más cerca de la Presidencia, su celebración de la hora santa para que estén con la Virgen de la Caridad del Cobre, la delegación junta, y yo los acompañaré, Dios primero, veremos la agenda para poder estar con ustedes ahí. Les quiero decir que uno de los regalos más importantes que se le puede dar al Papa Francisco en esta JMJ, aparte de los miles de peregrinos que van, es una buena delegación de Cuba.
Que buena noticia me llevo yo para Panamá de que hay 470 jóvenes cubanos peregrinos listos para viajar a la JMJ. Yo estoy seguro de que cuando el Papa Francisco vea esta delegación se va a emocionar mucho.
Yo pondré en contacto a los jóvenes de la Pastoral Juvenil Cubana con jóvenes de la Pastoral Juvenil de Panamá, que trabajan en la presidencia, para ampliar un poquito más la delegación de Cuba, con la ayuda de personas cercanas a la Iglesia. Así que van a estar muy contentos de ver esa delegación de Cuba con la energía, con la fe y, sobre todo, con la alegría del pueblo cubano. O sea, una JMJ con casi 500 peregrinos cubanos, eso va a ser una fiesta increíble. De veras que para mí es una bendición estar con ustedes hoy.
[…]

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*