Huella católica en las calles habaneras

Por L.N.A. Ω

Iglesia de Monserrate

El día 8 de septiembre de 1675 se bendijo y celebró la primera misa en una ermita dedicada a la advocación mariana de Nuestra Señora de Monserrat. Se ubicaba, aproximadamente, en el entorno donde hoy existe la plazuela o parque de Albear.
Al construirse la muralla, la ermita quedó en la parte de extramuros y se trasladó en la misma locación para la parte de intramuros por cuestiones de seguridad. Dicha ermita fue la que le dio nombre a la conocida calle de Monserrate y a la puerta de la muralla que se construyó en el lugar.
El 11 de enero de 1837, el entonces capitán general Tacón autorizó demoler la ermita de Nuestra Señora de Monserrat y trasladarla para la calle Galiano en extramuros, donde ha permanecido hasta nuestros días, pero la calle continuó llamándose Monserrate en ese momento.
En 1918, por el acuerdo 390 del 20 de octubre, el Ayuntamiento de la Ciudad determinó ponerle el nombre oficial de Avenida de Bélgica.
Como casi siempre sucede en estos casos, la población de La Habana continuó llamándola por su nombre primigenio de Monserrate. Este es otro caso de una calle de La Habana que lleva un nombre vinculado a una Iglesia católica. La ermita se encuentra enclavada desde el 25 de diciembre de 1843 en otra locación.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*