Me voy, a Misionar

Por Equipo de Comunicación JNJ LA Habana

Misión JNJ 2019
Misión JNJ 2019
Misión JNJ 2019
Misión JNJ 2019

La Misión es parte insoslayable del cuerpo de la Iglesia, Juan Pablo II, uno de los patronos de la JNJ advirtió: “… la Iglesia que no evangeliza, muere”. Por eso, no podía faltar un tiempo de la Jornada para ir a mostrar el rostro joven de Jesús, a todas las comunidades de Centro Habana. Alejandro Arioza, un laico comprometido con una amplia labor de servicio dentro de la Iglesia cubana y coordinador del movimiento católico, Nueva Evangelización, les dio a los peregrinos algunas “Pistas para la misión”.

Entre los consejos dados a los jóvenes sobresalieron estas ideas:

  • Muchachos, el Evangelizador es quien proclama a una persona viva. Anuncia con gozo la Buena Nueva y sobre todo jóvenes, es testigo de ella.
  • Jóvenes, el Espíritu Santo convence y convierte, es el agente principal de la evangelización. Su acción se manifiesta en el evangelizador y en el evangelizado.
  • Peregrinos, siempre que lleguen a una casa deben saber que la persona evangelizada de alguna forma buscará la manera de escuchar y responder con su vida a Dios.

El envío contó con la bendición de Monseñor Juan de la Caridad García, arzobispo de la Habana, quien les regaló a los misioneros, una pequeña hoja con el abecedario de la santa Madre Teresa de Calcuta y los invitó a ir alegres a anunciar el evangelio.

Para Jesús Rodríguez Peláez de la  comunidad Nuestra Señora de la Caridad del Cobre, “la misión ha sido una experiencia  extraordinaria de ir a esta zona de los Sitios. Difícil pero muy rica,  porque han sido muchas las personas que nos han abierto las puertas. Gracias a Dios  han orado con nosotros e insistido con la interrogante, a dónde referirse después para seguir escuchando la Palabra.”

Ana Laura Portela Lois de la comunidad de San Rafael expresó sobre su experiencia misionera: “Ha sido una misión buena, donde pude  compartir con mis otros peregrinos de la  JNJ, llevando el mensaje de Dios a varias casas, la mayoría nos recibieron bien y escucharon con atención lo que le transmitimos.”

Los muchachos y muchachas con júbilo llevaron la Palabra de Dios a  un barrio como Los Sitios, donde algunos del contexto tienen grandes posibilidades de vivir en ambientes de violencia o pobreza. No obstante, en los misioneros se hacía presente la obra de Jesús, sobre todo cuando uno les oía decir, me voy a Misionar. 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*