La luz de la Pascua Joven que la lluvia no apagó

Por Daniel Estévez González

Pascua Joven 2018
Mons.-Juan-habla-a-los-jóvenes
Pascua joven 2018 en el Santuario Nacional de San Lázaro
Pascua joven 2018 en el Santuario Nacional de San Lázaro

Ni la lluvia y el viento pudieron opacar la luz de la Pascua Joven que más de doscientos jóvenes vivieron la noche, madrugada y amanecer de este viernes y sábado, 11 y 12 de mayo, en el Santuario Nacional de San Lázaro en el poblado del Rincón.

La incertidumbre por la participación y un programa reestructurado por las inclemencias del tiempo aunaron, en el momento previo al comienzo, a todos los animadores junto a su asesor, el P. Jorge Luis Pérez Soto, en una oración por este encuentro y por los jóvenes de la arquidiócesis.

Monseñor Juan García, quien permaneció durante toda la madrugada junto a los jóvenes, rezando, animándolos y acompañándolos, exhortó a todos a tener fe y confiar en la acción del Espíritu Santo.

Poco a poco llegaron los jóvenes, quienes inundaron de alegría este lugar, tan acostumbrado a ver las lágrimas de los peregrinos. Luego de un gustado desafío de entrada prosiguió la animación y división en equipos, no sin antes estallar las voces al unísono anunciando el lema de la Pascua, “No temas, en Cristo has hallado gracia”.

Un rally muy entretenido mantuvo a los presentes en movimiento, entre juegos, dinámicas y desafíos. El templo sin bancos se transformó en esta ocasión en espacio de encuentro y conocimiento. Las interpretaciones de pasajes bíblicos, que fueron grabadas por celulares y presentadas posteriormente en pantalla por un proyector, prepararon los ánimos para el momento especial de reflexión y oración que sobrevino.

Una reflexión sobre el mensaje del Papa Francisco para la XXXIII Jornada Mundial de la Juventud introdujo la dinámica sobre los miedos e incertidumbres que viven los jóvenes cubanos hoy. Interrogantes y cuestionamientos sobre lo que son y quieren ser, les fueron presentadas en la tiniebla que constituyó el templo totalmente apagado, los ojos vendados y algunas luces indirectas. Una muestra sin dudas de lo que en algunos momentos puede parecer nuestra vida.

Una última invitación a encontrar la luz les hizo destapar sus ojos y encontrarse ante el Santísimo Sacramento expuesto en el altar aún con las luces apagadas y solo con unas velas alrededor descubriendo su presencia. Las palabras dichas en ese momento por el arzobispo y el asesor diocesano regalaron ánimo, dieron razones de sentido y de esperanza, ofrecieron un camino por el cual, en palabras del propio obispo “nunca nadie se ha perdido”.

Un breve momento de descanso y merienda para tomar fuerzas. Y nuevamente más de doscientas almas caminan, cuando el sol parece que comienza a despertar, hacia la fogata encendida que quemará todos los miedos y dudas escritos por cada uno de los presentes en un pedazo de papel durante la noche.

La santa misa durante el amanecer despejó dudas y llenó de júbilo a muchos jóvenes que vivieron una experiencia sin igual. Así no los cuenta Armando, un juvenil de 17 años que asistió por primera vez a una pascua joven y que confiesa: es una experiencia única, diferente, me impresionó mucho la dinámica de los miedos.

Todos, luego de la misa regresaron exhaustos pero alegres, para muchos una pascua joven sin precedentes. Así lo confesó para Palabra Nueva la animadora diocesana de la pastoral juvenil de La Habana, Liz Adela Cruz Bergón, quien luego de cinco años animando y con 30 años da paso a otros jóvenes, “ha sido la mejor pascua que he vivido en estos años… ha habido muchos deseos de hacer, de vivir, de compartir”. Ante la pregunta de lo que le quedó por hacer nos comentó: “cuando comencé no había equipos vicariales y me voy sin que existan o trabajen bien en algunos casos…necesitamos hacer más proyectos de formación… los jóvenes necesitan seguimiento, acompañamiento y formación”.

Por su parte, Pérez Soto nos apuntó: “de los mayores logros de esta pascua –señaló- está el trabajo del equipo diocesano y el apoyo de tantas personas que nos han apoyado”. A la pregunta sobre las cosas por hacer a dos años de este servicio para la pastoral juvenil y la despedida de Liz indicó: “quedan varias cosas por hacer, pero tenemos un buen equipo para pensar en cómo resolver todo lo que nos falta…Liz nos ayudó mucho y entregó parte de su vida al servicio de la pastoral juvenil, ahora va por otros intereses personales, pero nos seguirá apoyando, aunque de otra manera”. Soto pretende avivar el trabajo pastoral con los jóvenes mediante la creación de nuevos proyectos para que sean más los multiplicadores del mensaje de Jesucristo y para que experimenten la alegría del Resucitado en la próxima pascua, esta vez sin miedos, porque en Cristo han encontrado gracia.

10 Comments

  1. I have been surfing on-line greater than 3 hours as of late, yet I never discovered any interesting article like yours. It¦s beautiful value sufficient for me. Personally, if all website owners and bloggers made just right content as you did, the internet shall be a lot more helpful than ever before.

  2. I simply want to say I am just very new to blogging and site-building and really loved you’re website. More than likely I’m want to bookmark your blog . You really come with perfect well written articles. Thanks for revealing your blog.

  3. I’m impressed, I have to admit. Genuinely rarely should i encounter a weblog that’s both educative and entertaining, and let me tell you, you may have hit the nail about the head. Your idea is outstanding; the problem is an element that insufficient persons are speaking intelligently about. I am delighted we came across this during my look for something with this.

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*