San Lázaro también estuvo presente en los festejos por los 500 años de La Habana

Por Yandry Fernández Perdomo

Imagen peregrina de san Lázaro en la S.M.I Catedral de La Habana
Imagen peregrina de san Lázaro en la S.M.I Catedral de La Habana
La visita a la Catedral fue la última parada de esta gran peregrinación
La visita a la Catedral fue la última parada de esta gran peregrinación

Pequeña, sencilla y rodeada de gente humilde, llegó este domingo la imagen peregrina de san Lázaro a la S.M.I Catedral de La Habana, como parte de una iniciativa que llevaron adelante los miembros de la comunidad de El Rincón y su rector, el padre Elixander Torres Pérez, para festejar el Jubileo de San Cristóbal y el 500 aniversario de la fundación de La Habana.

El padre Elixander expresó que los cubanos tienen mucha devoción a San Lázaro y esto permite la participación de todo el pueblo en los festejos por los 500 años de la ciudad. Por este motivo, desde hace una semana, la imagen peregrina de san Lázaro recorrió  parroquias de diferentes zonas de la arquidiócesis, entre ellas algunas ubicadas en lugares alejados del centro de la capital. “San Lázaro es pobre y los humildes son los más cercanos al Evangelio. Por eso decidimos llevarlo a poblados en zonas como Mayabeque y Artemisa”, explicó.

“A través de la página de Facebook del Santuario Nacional de San Lázaro, las personas nos han agradecido que llegáramos a todas estas comunidades para que veamos la Iglesia católica no solo con los fieles dentro, sino con todas las personas de afuera también”, añadió.

En su periplo, la imagen visitó las siguientes parroquias: San Julián, en Güines; San Juan Bautista, en Jaruco; la Asunción, en Guanabacoa, el hogar de ancianos e iglesia de San Francisco de Paula, en 10 de Octubre; la parroquia de las zonas del Wajay, Aguacate, Melena del Sur, Batabanó y San José de las Lajas.

La visita a la Catedral fue la última parada de esta gran peregrinación. Para Norma Padilla, quien es una vecina del centro histórico de La Habana y una devota del santo milagroso, este acontecimiento fue una gran bendición para su vida porque la cercanía de san Lázaro con el pueblo capitalino de la Catedral le da mayores certezas: “Él nos ha demostrado en numerosas ocasiones que intercede constantemente ante Dios por todos nosotros”.

En tal sentido, el padre Yosvani Carvajal Sureda, párroco de la Catedral, agradeció al padre Elixander y a toda su comunidad por esta iniciativa que han tenido por los festejos de los 500 años de La Habana. “San Lázaro es el pobre bendecido por Dios, es la imagen que ayuda a los pobres a identificarse como los preferidos por Él”, afirmó.

1 Comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*