Concurso de Poesía “San Cristóbal de La Habana: una ciudad, una fe”

Concurso de Poesía “San Cristóbal de La Habana: una ciudad, una fe”

Presentamos a continuación las obras premiadas. El jurado, constituido por Lina de Feria, multipremiada poetisa y ensayista; Jesús David Curbelo, poeta, narrador, ensayista, crítico literario, traductor y profesor universitario y el Hno. Jesús Bayo Mayor, quien fungió como asesor religioso, destacó la calidad y la originalidad de los trabajos que aquí se publican.

1er. PREMIO. María Teresa Falcón López, profesora de la Facultad de Derecho de la Universidad de La Habana, miembro del Grupo de Creación Literaria de la Fundación Nicolás Guillén y vinculada al grupo Poetas por la Paz.

En el umbral

A santa Teresa de Jesús y María Teresa de Calcuta

Un suave resplandor en el deleite
confina a la esencia
quien en críptica añoranza irrumpe
en las furtivas celdas del verbo,
en reminiscencias
un susurro se anegó a la piel
y quedaste quebrada santa Teresa de Ávila,
por la fiesta de la transverberación,
de la herida en éxtasis, engrandecida
y la lucidez del reclamo:
“Ven y sé mi luz”.
A ti,
Madre Teresa de Calcuta,
quien suspendida en el umbral
calzó las sandalias de Jesús,
hacia el derrotero celeste
mientras el sosegado padecer
y la bruma deshecha, al instante partió
del cáliz de sus manos,
al revelar
la trascendencia alojada en el instinto
de la inextricable y dual emanación
en la calesa del espacio,
donde se extingue ruinosa,
perdida,
invisible por diluvios
de inmoderado amor a sí mismo,
la semejanza de Dios.

 

La Habana en plegaria

Te has convertido en universal
quizás, por tu origen orogénico,
y se estremecen los pasos citadinos
cuando de la costa norte-oriental
traídos por el susurro de la eucaristía
estos cubanos, moldeados niños
crecidos en barrios diferentes,
flamean con pasos apurados
el polvo de tus vetustas calles.
La Habana bulle de amor,
La Habana clama,
por su emergida patrona
mientras con un gesto encerado,
desagua su traje
humedecido por el suceso milenario.
Ciudad centenaria,
nacida irredenta
de capitalina estirpe,
diste amparo a señores y siervos
sin preguntar razón,
sin distinciones,
y en tus adoquinadas calles
con destreza indultaste a doncellas
y también socorriste
al que furtivo desertó entre los muros,
acogiendo en tu oquedad a quien cayó.
Has liado despojos de humanidades
que el mecenas Espada arrulló sacramental
por ti, Habana, marcial y resentida.
Hoy te viertes en los tronos temporales,
preservada por los litúrgicos coros oferentes
de seres alados
que desde las cenizas
engrandecen el jubileo
de estos que hoy,
te alaban en plegaria,
mi fantástica Habana. Ω

 

2do PREMIO. Yania Milián Oliva, licenciada en Letras por la Facultad de Artes y Letras de la Universidad de La Habana, escritora y poetisa quivicanera.

Un banco especial para ti

La noble Habana se asoma al balcón
escucha un pregón desentonado
compite con las campanas de la Catedral
la voz dobla la esquina
desempolva algunos problemas
se concentra en otros antes de realizar el rosario de la mañana
hoy ha quedado para recorrer el Templete
allí rememorará la primera misa, girará en torno a la ceiba
suspirará un montón de anhelos
esculpirá de salitre un poco más sus bordes
mientras contempla sus estrechas calles y sus anchas plazas
toda voluptuosa llena de misterios.
La Habana se retuerce
busca entre adoquines sueños tirados con desdén
Trata de entender la letra enmarcada en los rostros
que necesitados de luz
buscan la fe fuera de las luces segadoras de san Cristóbal
que insiste en transportarlos de un lado a otro de las aceras
para que no sucumban al vicio alejado del suspiro de Dios.
Vuelven los caminos a toparse con templos
/ llenos de grandes vacíos
porque llenarlos del verdadero líquido
conlleva un esfuerzo demasiado grande para muchos,
así que de pocos se colmará el espíritu religioso de la iglesia
que desea un banco especial para La Habana
que se sienta entre sus feligreses
y comulga el cuerpo y la sangre de Jesucristo.
Así llena de espíritu consagrado renovará sus piedras
Alzará orgullosa su cabeza
Y besará el futuro que nacerá de ella.

Rutina habanera

Guardiana de un pasado colonial,
La Habana se levanta cada mañana,
eleva sus ojos hacia su bahía… se deleita en su mar…
guarda en su bolsa tantos sueños como le es posible
trata de domarlos…
grita su nombre en busca de contención ¡malecón!
sobre un bravío sin piedad de olas furiosas,
/ otras en calma… nunca se sabe…
siempre en movimiento, como suelen encontrarse
/ la convicción y ella…
él es su cómplice…
durante las noches son iluminados por la luz
de san Cristóbal que, desde el morro,
conduce pretencioso para intentar salvar su fe
contenida en templos,
reclinada en iglesias,
enlazada como cuentas de rosario
sobre el repicar de campanas en la Catedral
/ para unirte al Todopoderoso,
despojado del sincretismo que le une a tus calles,
/ solares y sábanas blancas.
Salvador del pecado de malos augurios,
de perturbadoras tribulaciones y desesperanzas,
orgulloso de tantos temores enjugados
/ en agua bendita
purifica la atmósfera llena de odio,
desesperación, vicios… espíritus abandonados.
Entonces, La Habana, respira profundo,
vuelve a mirarse en el espejo de su gente,
recoge su vestido, lo coloca lentamente
/ sobre su cuerpo
se peina de responsabilidad
y como cada instante hace su mejor intento:
cuida el alma de la ciudad,
pide ayuda a sus fortalezas: Dios, la Virgen…
/ ¿el pueblo escuchará?
Sin embargo,
el silencio de la Giraldilla solamente
/ agudiza la tensión.

 

Una cita esperada

San Cristóbal ha salido a caminar
hoy no recorrerá la ceiba del Templete
Lo he visto andar por los adoquines camino de Belén
Arrastrando la túnica
Revolviendo esperanzas
Dejando atrás la Catedral por un rato
Como cada tarde víspera de las tres
Hoy ha despeinado una sonrisa
En el rostro infantil de gritos y revuelos de palomas
Ha refrescado su cara en la fuente
Ha salpicado mi block de notas cuando pasaba entretenido
con las sombras chinescas proyectadas en las piedras
Hoy me ha saludado como de costumbre
Sé que el viejo san Cristóbal visitará a san Isidro
Tomarán café
Lo admiro por querer solucionar los problemas del mundo habanero
me gustaría tenderle una mano o dos…
creo estar preparado…
San Carlos cumplió mi formación
Me hizo su hijo, uno ilustre
Revestido de letras y filosofía
la fe… ella se enamoró de mí y yo de ella… perdidamente
besó mi corazón para cautivarlo todo
y ahora estaba aquí
esperando la oportunidad de tomar el café con ellos…
¡Varela!
Únete a nosotros,
siéntate a la mesa. Ω

 

3er PREMIO. Carmen Sobrino Comesaña, miembro de la parroquia San Isidro Labrador de Managua y profesora jubilada.

La Catedral de La Habana

La Catedral de La Habana
se levanta majestuosa
emblemática y valiente con su historia religiosa
en la hermosa capital cubana.
Muchos escritores entendidos
se admiran ante su fachada
música convertida en piedra trabajada
dijo de ella Carpentier en sus años vividos.
Templo que se encuentra ubicado
en el primer hechizo habanero
dijo Lezama Lima sincero
porque es el lugar por su belleza admirado.
Debajo de sus dos torres campanarios
su cúpula se encuentra ubicada,
es de estilo barroco considerada
y centenaria por los calendarios.
Poco se habla de sus campanas hoy en día
aunque todas tienen un gran histórico valor,
de una de ellas un obispo dijo con honor:
“vale más que mil vidas como la mía”.
Está estructurada por tres naves
y ocho capillas laterales
dividida por gruesos pilares
que para su sostén son claves.
La capilla llamada del Sagrario
brinda paz y espiritualidad
así como produce gran emotividad
la del monumento funerario.
La de santa María de Loreto
es una de las más admiradas
por lo que es por muchos visitada
con devoción y respeto.
Hay en cada banco
signos de antigüedad
y su piso es de una variedad
de mármol negro y blanco.
A sus espaldas con su historia
se encuentra el antiguo Seminario
donde figuras como Félix Varela, a diario,
llegan a nuestra memoria.
La Purísima Concepción
está en el Altar Mayor
brindando a todos su maternal amor
y al que sufre, consolación.
De Cuba y de tierras extrañas
creyentes y no creyentes, de ella advierten,
su testimonio de amor a Cristo y se convierten
porque la fe hace mover montañas.
Es visitada por el cubano y el extranjero
que sienten gran emoción
al encontrarse en cada ocasión
en un lugar que impresiona al mundo entero.
La Catedral es viviente testimonio
de épocas pasadas y recientes
de leyendas e historias de diversas vertientes
por lo que de la humanidad es patrimonio.
Cumplirá 500 años de existencia
La Habana, ciudad maravillosa
con una Catedral con espiritualidad religiosa
que la engalana con su presencia. Ω

 

9 Comments

  1. I’m really enjoying the design and layout of your
    website. It’s a very easy on the eyes which makes it much more pleasant for
    me to come here and visit more often. Did you hire out a designer to
    create your theme? Outstanding work!

  2. Hey I know this is off topic but I was wondering if you knew of any widgets I could add to my blog that
    automatically tweet my newest twitter updates. I’ve been looking for a plug-in like this for quite some time and was hoping maybe you would
    have some experience with something like this.
    Please let me know if you run into anything. I truly enjoy
    reading your blog and I look forward to your new updates.

  3. Hi, i read your blog from time to time and i own a similar one and i was just curious if you get a lot of spam remarks?
    If so how do you prevent it, any plugin or anything
    you can advise? I get so much lately it’s driving me mad so any help is very much appreciated.

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*