Celebran fiesta de Nuestra Señora de Regla y bicentenario del templo parroquial

Por Daniel Estévez González

El arzobispo pide la intersección de la Virgen por nuestro país
El arzobispo pide la intersección de la Virgen por nuestro país
Celebran fiesta de Nuestra Señora de Regla y bicentenario del templo parroquial
Monseñor Juan García exhorta a orar por Cuba y sus familias

Este 7 de septiembre la bahía de La Habana volvió a resultar estrecha para los devotos de Nuestra Señora de Regla, que desde bien temprano en la mañana se acercaron al Santuario Nacional para rezar el Rosario de la Aurora.

A la celebración de la Fiesta Patronal se sumaron los festejos por el bicentenario del templo parroquial y las obras de restauración que se realizaron gracias al apoyo de fieles de dentro y fuera de la Isla.

Los cubanos que durante este día llegaron al templo del pequeño enclave portuario habanero, cantaron, junto a los mariachis, las Mañanitas a la Virgen, rezaron a la Madre de Dios y recibieron bendiciones.

Mons. Juan García bendice a los niños en Regla
Mons. Juan García bendice a los niños en Regla

Entrada la tarde, muchos de ellos acompañaron en procesión a la imagen de la Virgen de Regla por las calles del pueblo.

El arzobispo de La Habana, Mons. Juan de la Caridad García Rodríguez, presidió en horas de la mañana la Misa Solemne. En sus palabras pidió a los presentes y a todos los cubanos, dondequiera que estuvieran, rezar a nuestra Madre por Cuba, por el futuro del país y de las familias.

El Santuario permaneció abierto hasta la noche, y entre rezos, lágrimas de agradecimiento o dolor, se escuchaba por los rincones la oración a Nuestra Señora de Regla:

¡Oh Dios, dador de todos los bienes,

que esclareces con insigne culto

este lugar consagrado a tu Madre!,

haz que cuantos la veneramos

con el título de Santa María de Regla

sintamos su protección poderosa,

y guiados por su luz –faro radiante-

y por su vida –regla y norma de la nuestra-

lleguemos seguros al Puerto de Salvación.

Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*