Preside confesor del cardenal misa de cuerpo presente

Por: Yarelis Rico Hernández

El querido sacerdote dominico Manuel Uña, quien durante quince años fue el confesor del cardenal Jaime Ortega
El querido sacerdote dominico Manuel Uña, quien durante quince años fue el confesor del cardenal Jaime Ortega
Preside confesor del cardenal misa de cuerpo presente
Preside confesor del cardenal misa de cuerpo presente

El querido sacerdote dominico Manuel Uña, quien durante quince años fue el confesor del cardenal Jaime Ortega, dijo estar muy agradecido por la posibilidad que le dio el arzobispo de La Habana, Mons. Juan García, para presidir la misa de cuerpo presente desarrollada en la catedral habanera en horas de la tarde del sábado 27 de julio.

Al referirse a esta etapa junto al cardenal, la reconoció como oportunidad de Dios para caminar uno al lado del otro, como hermano mayor y menor, hacia el futuro. Aseguró que Jaime Ortega, además de sacerdote, arzobispo y cardenal, fue, desde el comienzo y hasta el final de su vida, hijo. “En él siempre estuvo el deseo de hacer lo que al Padre le agradara, cómo y cuándo se lo pidiese”.

Relató el encuentro que tuvo con el cardenal justo un mes antes de que falleciera para administrarle el sacramento de la misericordia y la unción de los enfermos. “Jaime me aseguró estar dispuesto, solo le pedía a Dios que siguiese siendo su fuerza”.

Al concluir la misa, el padre Yosvany Carvajal Sureda, párroco de la catedral, agradeció al padre Manuel Uña su presencia y pidió a los presentes un fuerte aplauso para el cardenal cubano. La respuesta fue una sentida ovación.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*