Homilía de Mons. Juan García en la Misa por la Paz

Por: Mons. Juan de la Caridad García

Monseñor-Juan-de-la-Caridad
Monseñor-Juan-de-la-Caridad

La paz, don tan deseado por personas, familias, iglesias y pueblos proviene del amor.

Dios nos pensó con amor y nos creó en el seno materno por el amor de nuestros padres. ¡Qué espectacular paz!

Y al nacer, siendo cargados, amamantados, alimentados, vestidos, cuidados y protegidos por el amor familiar, dormíamos, jugábamos y vivíamos en paz creciente.

¡Cuántas bendiciones de paz!

Al crecer nos enseñaron, más que con palabras, con la vida, la concordia familiar, la amistad, cumplir con la palabra dada, la honradez y cuando nos equivocábamos nos hablaban, nos enseñaban, nos corregían, nos regañaban y al final todo en paz.

Cuando jóvenes, llenos de ilusiones y proyectos, personas mayores, maestros, sacerdotes, monjas, nos guiaban hacia la paz y aprendimos que cuando se perdía la paz por nuestros propios pecados y maldades o cuando algunos obstruían nuestro camino pacífico, habría que erguirse y continuar tras la paz, abrazarla y nunca más perderla.

Cuando los esposos se aman cada día más la casa se convierte en un lugar de paz como la cueva de Belén a la que corrían pastores pobres y reyes magos ricos. A la casa donde hay paz, los hijos quieren regresar temprano.

Dios ha elegido a los políticos para ser artesanos de paz. Una buena política se realiza mediante el diálogo que dice y escucha con atención y reflexión y nunca concluye con el insulto. El Papa Francisco en su mensaje de Paz 2019 y que el Sr. Nuncio entregará a cada uno al final de Misa, invita a los que dialogan a decirse mutuamente: “Yo confío en ti y creo que podemos trabajar juntos”. En este mismo documento el Papa ha señalado vacíos de la política: la corrupción, la negación del derecho, el incumplimiento de las normas comunitarias, el enriquecimiento ilegal, la justificación del poder mediante la fuerza, la tendencia a perpetuarse en el poder, la xenofobia, el racismo, el rechazo al cuidado de la tierra, la explotación ilimitada de los recursos naturales, el desprecio de los que se han visto obligados a ir al exilio.

El Papa en su mensaje ha citado las bienaventuranzas del político propuestas por el Cardenal vietnamita Francisco Javier Van Tuan, fiel testigo del evangelio, fallecido en 2002.

Bienaventurado el político que tiene una alta consideración y una profunda conciencia de su papel.

Bienaventurado el político cuya persona refleja credibilidad.

Bienaventurado el político que trabaja por el bien común y no por su propio interés.

Bienaventurado el político que permanece fielmente coherente.

Bienaventurado el político que realiza la unidad.

Bienaventurado el político que está comprometido en llevar a cabo un cambio radical.

Bienaventurado el político que sabe escuchar.

Bienaventurado el político que no tiene miedo. (Fin de la cita).

Todo político, al final de su servicio y de su vida debería exclamar:

“Ahora, Dios mío, puedes dejar a tu hijo irse en paz, porque mis ojos han visto que

-todas las familias están más unidas.

-la familia, la escuela y la iglesia forman una comunidad educativa.

-los jóvenes realizan sus válidas esperanzas con esfuerzo propio y ayudados.

-las cárceles están cada vez más vacías.

-los enfermos se sienten queridos y auxiliados por todos.

-todos dicen los que piensan y son respetados.

-nadie se va de su tierra porque para cada uno es la más hermosa que han visto.

¡Qué paz ha sembrado este político!

Muchos piensan que la paz es imposible.

Nosotros tenemos una Madre en el cielo.

Nuestra mamá de esta vida no cerró nuestros sueños, sino que los alentó, los proporcionó y se puso a nuestro lado.

A la Virgen, reina de la paz, la principal interesada en que sus hijos vivan, trabajen y se diviertan en paz, le rogamos pida a Dios Padre la paz para la que fuimos creados y que deseamos y por la cual luchamos; y como para Dios no hay nada imposible, esperamos disfrutarla antes de ir a la paz eterna, donde cantaremos con los ángeles: “Gloria a Dios en el cielo y en la tierra paz”.

7 Comments

  1. Thanks for another informative blog. Where else could I get that type of info written in such an ideal way? I’ve a project that I am just now working on, and I’ve been on the look out for such info.

  2. Fantastic goods from you, man. I have understand your stuff previous to and you are just too great. I really like what you have acquired here, really like what you are stating and the way in which you say it. You make it enjoyable and you still care for to keep it smart. I can’t wait to read far more from you. This is actually a great site.

  3. I intended to draft you one bit of word so as to say thanks as before just for the extraordinary guidelines you have provided above. It has been quite shockingly open-handed with people like you to convey openly what a number of us would’ve made available as an e book to end up making some dough for their own end, and in particular now that you might have done it in case you decided. The good tips as well served to be a easy way to be aware that other people have similar zeal like mine to find out a little more when it comes to this issue. I am certain there are lots of more fun occasions up front for individuals who see your blog.

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*