Desde el Cristo de La Habana es bendecida la ciudad

Por: Yarelis Rico Hernández

El cardenal arzobispo, Juan de la Caridad García, bendijo desde el Cristo de La Habana a la Ciudad
El cardenal arzobispo, Juan de la Caridad García, bendijo desde el Cristo de La Habana a la Ciudad
El cardenal arzobispo, Juan de la Caridad García, bendijo desde el Cristo de La Habana a la Ciudad y a la Arquidiócesis en sus cuatro términos (norte, sur, este y oeste).
El cardenal arzobispo, Juan de la Caridad García, bendijo desde el Cristo de La Habana a la Ciudad y a la Arquidiócesis en sus cuatro términos (norte, sur, este y oeste).

El pasado 16 de noviembre y en ocasión de los 500 años de La Habana, el cardenal arzobispo, Juan de la Caridad García, bendijo desde el Cristo de La Habana a la Ciudad y a la Arquidiócesis en sus cuatro términos (norte, sur, este y oeste), en una ceremonia religiosa que impresionó por el dinamismo imprimido por los jóvenes.

Vuelto hacia los cuatro puntos cardinales de la Ciudad y con la Cruz de Cristo delante, el pastor de la Iglesia habanera invocó junto a los presentes la abundancia de las gracias divinas para que La Habana continúe escribiendo su historia con seguridad y riqueza. Con este rito de bendición desde el norte, sur, este y oeste se alcanzaron los 33 municipios que conforman la provincia eclesiástica, incluido el territorio de la Isla de la Juventud.

El cardenal y arzobispo de La Habana pidió a los habaneros rezar mucho a Dios para que cada familia se convierta en un convento de amor, paz y concordia. Dicha solitud alcanza mayor distinción por ser hecha desde un sitio donde se levanta la figura de Cristo, monumento reconocido por los habitantes de esta Ciudad como símbolo de ella.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*